BOTIQUÍN APÍCOLA DE PRIMEROS AUXILIOS

26.07.2018

Ante la creciente alarma social generada en mi tierra, Galicia, por la muerte de varias personas tras recibir picaduras de avispas velutinas (Vespa velutina), creo que es necesario aportar algunas pautas en materia de prevención, tanto para apicultores como para todos aquellos que estén en contacto con abejas y avispas. En un artículo anterior (lo puedes ver aquí) ya se hizo mención sobre la prevención de picaduras de avispas, abejas y abejorros, así como de las posibles reacciones y el tratamiento de las mismas. Pero en este caso nos vamos a centrar en la prevención de todo tipo de riesgos laborales en el colmenar y en los elementos imprescindibles en todo Botiquín Apícola de Primeros Auxilios. 

Botiquín apícola
Botiquín apícola

Si bien en apiterapia estos protocolos y productos son de tenencia obligatoria en toda consulta, en el campo no suele ser habitual que apicultores, empresas de limpiezas de fincas y particulares los tengan a mano por no ser de uso obligatorio; un descuido imperdonable dado que pueden suponer la muerte en caso de existir una alergia no detectada. 

El Botiquín de Primeros Auxilios es un elemento básico para prestar la necesaria atención y los cuidados más urgentes a las personas que han sufrido un accidente o una enfermedad repentina. El disponer del material sanitario preciso, y sobre todo tener unas nociones, aunque sean elementales, sobre cómo utilizarlo, puede en muchos casos, aliviar el dolor o la gravedad del problema, e incluso en alguna circunstancia puede salvar la vida del accidentado.

De una forma muy general podríamos afirmar que, con independencia de la posible obligación legal, en los lugares de trabajo, en el hogar, y en general en los sitios donde se produce una concentración de personas, debe existir un Botiquín de Primeros Auxilios, de fácil acceso, convenientemente dotado con productos y material en buen estado de conservación. Las características y contenido del Botiquín, dependen del lugar o situación para el que está destinado, y de la formación y conocimientos de la persona o personas que lo va a manejar.

El objetivo de este trabajo es facilitar una relación de los elementos esenciales que deberían componer el Botiquín de un colmenar o apiario. Para la elaboración del mismo se han tenido en cuenta los posibles problemas de salud y accidentes que con mayor probabilidad y con mayor frecuencia se producen en un colmenar, así como el hecho de que habitualmente el apicultor no posee conocimientos médicos ni sanitarios.

ASPECTOS LEGALES

La normativa laboral en España establece en el Real Decreto 486/1997, de 14 de abril, las disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo, texto publicado en el Boletín Oficial del Estado de 23 de abril de 1997.

El objetivo de esta norma es, tal y como indica el título, regular diferentes aspectos sobre las condiciones de los lugares de trabajo, en cuanto a salubridad, iluminación, lugares de descanso para los trabajadores y sobre todo las cuestiones relacionadas con la salud y seguridad.

Los artículos 1 y 2 de esta norma se destinan a definir el objeto de la misma, su ámbito de aplicación y la definición de "lugar de trabajo" e instalaciones anejas.

En concreto en el artículo 1.2 de este Real Decreto se relacionan aquellos lugares que en los que no resulta de aplicación esta norma, y que son:

* Los medios de transporte utilizados fuera de la empresa o centro de trabajo, así como los lugares de trabajo situados dentro de los medios de transporte.

* Las obras de construcción, temporales o móviles.

* Las industrias de extracción.

* Los campos de cultivo, bosques y otros terrenos que formen parte de una empresa o centro de trabajo agrícola o forestal, pero que estén situadas fuera de la zona edificada de los mismos.

Igualmente, en el artículo 2 se definen los lugares de trabajo, como "las áreas del centro de trabajo, edificadas o no, en las que los trabajadores deban permanecer o deban acceder en razón de su trabajo".

De la lectura de estos dos artículos no cabe concluir con total rotundidad si los Apiarios quedan incluidos o excluidos de su ámbito de aplicación. De una parte cabría afirmar que un Apiario es "un centro de extracción" de miel y demás productos, por lo que no les sería de aplicación la norma.

Pero también podría sostenerse que un Apiario es una explotación ganadera, dedicada a la cría de abejas y de sus productos, por lo que este Real Decreto, sería plenamente aplicable, en aquellos aspectos que le son propios y específicos.

En definitiva, cabe una doble interpretación, positiva o negativa, en cuanto a la aplicación del Real Decreto 486/1997 respecto a las condiciones de seguridad de los Apiarios como lugar de trabajo y sobre la salud de sus trabajadores.

Hechas estas consideraciones, e interpretando en sentido positivo el mandato de este Real Decreto, cabría afirmar que en los Apiarios existe la obligación legal de disponer de un botiquín de primeros auxilios, cuyo contenido y composición viene establecido en el Anexo VI de esta norma. En concreto, debería haber, "como mínimo, un botiquín portátil que contenga desinfectantes y antisépticos autorizados, gasas estériles, algodón hidrófilo, venda, esparadrapo, apósitos adhesivos, tijeras, pinzas y guantes desechables. El material de primeros auxilios se revisará periódicamente y se irá reponiendo tan pronto como caduque o sea utilizado".

Con independencia de posibles mandatos u obligación legal parece, dentro de la más elemental lógica, disponer en los Apiarios de un botiquín convenientemente dotado, que tenga, al menos, los productos de uso más habitual y que, generalmente, incluso, se encuentran en los botiquines más básicos que hay en la mayoría de los hogares.

PRINCIPALES PROBLEMAS DE SALUD Y ACCIDENTES

Aunque la casuística puede ser muy amplia, los accidentes y problemas de salud que con más frecuencia se producen en un Apiario son las heridas inciso-cortantes, las quemaduras, la introducción de cuerpos extraños en los ojos, las caídas con resultados de luxaciones y esguinces articulares e incluso fracturas óseas, contracturas musculares (sobre todo en columna vertebral), golpes de calor, picaduras de arácnidos y ofidios y sobre todo las reacciones alérgicas, en especial ante la picadura de abejas y avispas.

Con toda seguridad el problema más grave y que puede dar lugar a una auténtica situación de emergencia sanitaria son las reacciones alérgicas en personas hipersensibilizadas, dado que pueden conducir a un cuadro de anafilaxia e incluso a un shock con resultado de muerte, si no se adoptan las medidas adecuadas. 

ELEMENTOS BASICOS DE UN BOTIQUIN DE APIARIO

Considerando los accidentes que con mayor frecuencia se producen, a continuación se relacionan los elementos básicos que preferentemente debe contener un Botiquín de Apiario.

Con la finalidad de facilitar el manejo de esta relación, y la preparación del Botiquín, los productos sanitarios figuran con la denominación del principio activo, y para los medicamentos se ha utilizado la Denominación Científica Internacional (DCI), incluyendo además alguno de los nombres comerciales con los que estos productos se venden en España, y que aparecen en cursiva con el signo ®.

Contenido del Botiquín:

1. Antisépticos y desinfectantes.

Son productos destinados a limpiar la piel y las heridas y evitar que pueda infectarse, o cuando menos o disminuir la gravedad de la posible infección.

* Agua Oxigenada. Se usa para limpiar y desinfectar zonas lesionadas, para el taponamiento de hemorragias nasales (algodón o torunda de gasa empapada en agua oxigenada), y para el ablandamiento de apósitos y vendajes. No utilizar en las heridas en los ojos o en zonas próximas, así como en cavidades cerradas. Su efecto es bastante corto, por lo que no se aconseja su empleo único como antiséptico. Se recomienda el envase plástico.

* Alcohol etílico de 96º. Se usa para limpiar la piel antes de una inyección y como posible desinfectante en lesiones. No utilizar en zonas erosionadas, ni sobre quemaduras o superficies lesionadas muy amplias, dado que es muy irritante. No aplicar en zonas con hemorragia o sangrantes dado que favorece la formación de un coágulo que protege a las bacterias supervivientes. Sobre todo se utiliza para la desinfección del instrumental sanitario. Se recomienda el envase plástico.

* Suero fisiológico o solución salina normal. Se utiliza para limpiar o lavar heridas, y para la limpieza de las quemaduras y de los ojos en los casos en los que se ha producido la introducción de un cuerpo extraño. Se presenta en botellas de 50cc, 100cc, 250cc, 500cc. Recomendables los envases pequeños y de plástico, ya que se evita el posible problema de rotura. Una vez abierto el producto debe sustituirse para evitar su contaminación.

* Povidona Iodada(DCI), Betadine ®, Topionic ®, Polividona Yodada ®. Es un antiséptico y desinfectante de muy amplio espectro, por lo que es el producto más indicado para heridas y quemaduras. También es valido para la desinfección del material sanitario. A veces puede producir una pequeña irritación local. Está desaconsejado en personas con alergia conocida al yodo. Pierde algo de actividad en presencia de material orgánico, por lo que la actitud más adecuada en heridas sería primero lavarlas con agua o con suero fisiológico y después desinfectar con el producto. Las presentaciones comerciales son todas en envase de plástico.

* Jabón de tocador. En barra, o liquido, para el lavado de las manos, heridas y material sanitario.

2. Material de curas.

Son productos que se utilizan para la cura de hemorragias, limpiar y cubrir heridas o quemaduras y prevenir la contaminación e infección.

* Gasas estériles. Se comercializan en paquetes individuales, y en envases de mayor tamaño. Preferible las individuales, dado que se evita el problema de contaminaciones. Se utiliza para limpiar y cubrir heridas o detener hemorragias.

* Compresas. Porción de gasa orillada cuadrada, estéril, lo suficientemente grande para que se pueda extender y cubrir más allá del borde de la herida o quemadura. También son útiles para detener hemorragias.

* Apósitos estériles. Almohadillas de gasas y algodón estéril, absorbente, existen varios tamaños, y se comercializan tanto en sobres individuales como en cajas de mayor contenido. Se utilizan para cubrir heridas. Si no se dispone de compresas o de apósitos se pueden elaborar con gasas individuales, teniendo la precaución de que todos los bordes de la gasa estén en la parte interior de la compresa o apósito, de tal forma que no quede ninguna hebra en contacto con la herida.

* Apósitos medicamentos, Linitul®, Tulgrasun®. Se utilizan para el tratamiento de heridas, quemaduras y otros procesos, disminuyendo la posibilidad de infección y favoreciendo la cicatrización. Se presentan en cajas estériles de diversos tamaños y contenido.

* Vendas. Es indispensable que haya vendas en rollo, elástica y de gasas y de diferentes tamaños.

* Venditas adhesivas, Tiritas®. Son útiles para cubrir heridas pequeñas.

* Esparadrapo, Micropore®. Se utiliza para fijar gasas, compresas, apósitos y vendas. Son preferibles los hipoalérgicos. En caso de heridas se puede utilizar para aproximar los bordes, desempeñando un papel similar al de un punto quirúrgico. Existen unas especiales para este fin (Steri -Strip®).

* Algodón hidrófilo. Se utiliza para preparar apósitos, taponar hemorragias nasales y limpiar y desinfectar el instrumental. También se utiliza para forrar tablillas con las que inmovilizar fracturas o roturas. Nunca se debe poner directamente sobre una herida abierta. No se recomienda su utilización para limpiar zonas de piel que hayan sufrido alguna lesión, dado que pequeños restos del algodón pueden quedar adheridos a la superficie lesionada, favoreciendo la infección.

3. Instrumental y elementos adicionales.

A continuación se relacionan una serie de instrumentos y otros elementos adicionales necesarios en un botiquín de primeros auxilios:

* Pinzas quirúrgicas de rama recta, sin dientes.

* Pinzas de extracción de astillas y aguijones (tipo pinzas de depilar).

* Lupa.

* Tijeras de punta roma.

* Guantes desechables.

* Pañuelos de papel desechables.

* Toallitas húmedas en envase individual.

* Bisturí de un solo uso.

* Linterna.

* Libreta y lápiz.

Además sería conveniente tener:

* Manual o folleto de primeros auxilios.

* Lista de teléfonos de emergencias.

* Manta térmica.

* Jeringuilla con aguja para inyección subcutánea.

* Jeringuilla con aguja para inyección intramuscular.

* Bolsas de plástico.

* Vasos desechables.

* Termómetro.

* Caja de cerillas o encendedor.

4. Medicamentos.

El botiquín debe contener algunos medicamentos básicos, en especial para el tratamiento del dolor, la inflamación o las reacciones alérgicas. Como principio general, los medicamentos solo deben utilizarse por personal médico y bajo su responsabilidad y supervisión, salvo los destinados para síntomas menores, y que son la gran mayoría de los que figuran en un botiquín básico.

No obstante y dado que uno de los problemas más graves que se puede presentar en un Apiario es la reacción alérgica a la picadura de abeja (reacción anafiláctica que puede llevar al shock) se han incluido dos productos de uso exclusivo médico (Epinefrina y Metilprednisolona), que utilizados adecuadamente y con los conocimientos y precauciones precisas, en una situación de auténtica emergencia, pueden ser de gran utilidad. Esta excepción sólo se justifica por la gravedad del caso, y por la urgencia en instaurar un tratamiento inicial efectivo. En el supuesto de que se produzca una reacción de este tipo, el paciente debe ser siempre visto, con la mayor urgencia posible, por un médico o personal sanitario cualificado.

Los medicamentos se han agrupado según indicación principal, y en cada grupo se ha seleccionado uno o más productos. Siempre que ha sido posible se indica el producto o productos de elección, en Denominación Científica Internacional (DCI), y el nombre con el que se comercializan en España (®). En aquellos casos en los que se relacionan varios productos similares, lo indicado sería disponer de uno de ellos en el botiquín.

Medicamentos recomendados:

  • Analgésicos y antitérmicos.

* Ácido acetil salicílico (DCI), Aspirina®. Analgésico y antitérmico ampliamente conocido. Administrar siempre con agua. No administrar a personas con problemas gástricos, con problemas renales, alergias al medicamento o a embarazadas. Está contraindicado en personas con problemas de la coagulación.

* Acetaminofeno(DCI), Paracetamol®. Analgésico y antitérmico de amplio uso. Contraindicado en alergias al producto.

* Metamizol (DCI), Nolotil®, Lasain®, Neo Melubrina®. Analgésico y antitérmico de mayor potencia que los anteriores. Se comercializa en forma de ampollas, cápsulas y supositorios. Se recomienda disponer de ampollas, dado que además de poder inyectarse pueden tomarse por vía oral, solas o disueltas en agua, siendo muy efectivas para el tratamiento del dolor. 

  • Antisépticos, desinfectantes, cicatrizantes.

* Nitrofural (DCI), Furacin®. Es un antiséptico y desinfectante de heridas superficiales, quemaduras, úlceras e infecciones de la piel. Se presente en forma de pomada y polvo. Se recomienda como pomada y como tratamiento de primera elección en las quemaduras.

  • Antiinflamatorios, analgésicos, relajantes musculares.

* Salicilato de Dietilamina (DCI), Algesal®. Es un antiinflamatorio y analgésico con anestésico local que está indicado en el tratamiento de lesiones músculo-esqueléticas, acompañadas de dolor y/o inflamación. Se comercializa en pomada y aerosol de espuma. Pertenece a un amplio grupo de especialidades farmacéuticas que, aunque tienen diversa composición, sus efectos son similares como el Movilat®, Movilisin®, Calmatel®.

* Robaxisal(®) Es un antiinflamatorio, analgésico, ansiolítico y relajante muscular, que se comercializa en comprimidos, indicado en el tratamiento de contracturas musculares, calambres, dolores musculo-esqueléticos.

  • Antiácidos.

* Almagato (DCI), Almax®. Es un antiácido no absorbible, derivado de aluminio y magnesio muy efectivo en hiperacidez, molestias gástricas, úlcera gastroduodenal, esofagitis. Se comercializa en comprimidos y en bolsas mono uso.

  • Descongestivos oculares

* Ojosbel Ocular®, Visadron®, Oftalmol Ocular®. Son un conjunto de productos en cuya composición se incluyen diversos componentes con propiedades anticongestivas y antisépticas oculares. Se utilizan en las irritaciones oculares por conjuntivitis, alergias, presencia de cuerpos extraños, irritantes químicos, fatiga ocular. Se presentan en forma de colirios.

  • Antipruriginosos

* After Bite®; Curine®. Incluye una serie de productos, con distinta composición con efecto anestésico local útiles en las picaduras de insectos e irritaciones leves producidas por plantas.

  • Vasodilatadores coronarios

* Dinitrato de Isosorbida (DCI), Iso Lacer®; Nitroglicerina (DCI), Solinitrina®; otros nitratos con vasodilatadores coronarios , Cafinitrina®. Incluyen un amplio grupo de medicamentos, de diversa composición con acción vasodilatadora periférica y, en especial, sobre las arterias coronarias, por lo que están indicados, preferentemente en los cuadros de angina de pecho debida a una insuficiencia vascular. Están también indicados en los espasmos de vias biliares y espasmos vasculares. Su principal contraindicación es el shock cardiogénico. Existen diversas presentaciones, en forma de parches transdérmicos, pastillas de administración sublingual y espray.

  • Antihistamínicos

* Cetirizina (DCI), Xazal®; Fexofenadina (DCI), Alerfedine®; Loratadina (DCI), Clarityne®; Terfenadina (DCI), Alergyst®. Es un conjunto de medicamentos, que interfieren en los procesos de base alérgica, bloqueando receptores específicos (H). No son productos de acción inmediata (tardan entre 30 a 60 minutos en hacer efecto), por lo que no están indicados en el tratamiento de emergencia de las reacciones anafilácticas, aunque ayudan en la curación. Están indicados en los procesos alérgicos no agudos. Los productos seleccionados tienen pocos efectos secundarios, aunque no están totalmente exentos (somnolencia, sequedad de boca, alteraciones en la visión y en la coordinación), y se potencian con el alcohol. En las alergias con broncoespasmo no tienen apenas efecto. Su manejo debe ser prudente. Se comercializan en comprimidos.

  • Productos de emergencia para reacciones anafilácticas.

* Metilprednisolona(DCI), Urbason®. Es un corticoesteroide con acción antiinflamatoria. Recomendado como producto de primera elección en los cuadros de reacción anafiláctica. Se comercializa en comprimidos y ampollas (8 mg, 20 mg, 40 mg, 125 mg, 250 mg y 500 mg). Se puede administrar vía oral o en inyecciones. Se recomienda disponer de ampollas de 40 mg que pueden también tomarse por vía sublingual. La intoxicación aguda o muerte por sobredosis es rara.

* Epinefrina (DCI), Adrenalina®. Es un medicamento que actúa sobre los receptores alfa y beta adrenérgicos. Es un producto de emergencia para situaciones en las que se produce colapso circulatorio agudo, broncoespasmo, reacciones anafilácticas y shock. Está contraindicado en personas con hipersensibilidad a este producto, así como en pacientes con insuficiencia coronaria (angina de pecho, infarto de miocardio), dilatación cardíaca, arteriosclerosis cerebral, glaucoma de ángulo cerrado y feocromocitoma. En situaciones de reacción anafiláctica y shock, es un producto que puede salvar la vida del paciente. Se presenta comercialmente en ampollas de 1 ml, hay una presentación en la que viene ya en jeringuilla precargada. Se recomienda en inyección subcutánea, en la zona periférica próxima a la picadura. El producto puede tomarse también por vía sublingual.  

Epipen autoinyectable
Epipen autoinyectable


ALGUNAS RECOMENDACIONES PARA EL CUIDADO Y CONTROL DEL BOTIQUIN.

Los materiales y productos del Botiquín deben guardarse en un contenedor, de capacidad suficiente, cierre adecuado, que sea fácilmente manejable, y que permita su traslado al posible lugar de la emergencia. Debe situarse en un lugar fresco, sin humedades y suficientemente protegido. Pero también debe estar en un sitio conocido por todos los que puedan utilizarlo, y a ser posible convenientemente señalizado.

Es imprescindible controlar su contenido, a fin de reponer los productos que puedan haber caducado y los que se han consumido. Conviene disponer de una ficha o cuaderno en el que se anote, la fecha de adquisición de cada producto, caducidad y consumo o utilización.

ORIENTACION SOBRE EL CONTENIDO DEL BOTIQUIN

Es difícil establecer las cantidades de producto que debe haber en el Botiquín, dado que depende del número de posibles "usuarios", de características y preferencias personales, en cuanto a los medicamentos a utilizar, así como posibles alergias o contraindicaciones en el usuario a alguno de ellos. No obstante a continuación se relaciona el posible "Botiquín básico", con los elementos y productos "mínimos", para un Apiario en el que trabajen entre uno y 5 apicultores. En cada caso se ha puesto una cierta cantidad de producto, a título orientatívo, que debería renovarse según fuera consumiéndose. Otra posibilidad sería tener cajas completas de cada producto. La experiencia de cada uno aconsejará el mejor criterio.

Antisépticos y desinfectantes.

* Agua Oxigenada, 250 cc en envase plástico.

* Alcohol etílico de 96º, 250 cc en envase plástico.

* Suero fisiológico o solución salina normal, 2 envases de plástico de 250cc.

* Betadine®, solución dérmica al 10%, un envase de 125cc.

* Jabón liquido de tocador, un envase de 250cc.

Material de curas.

* Gasas estériles, 15 paquetes individuales.

* Compresas, 5 en paquetes individuales.

* Apósitos estériles, 5 en paquetes individuales.

* Linitul®, una caja de 10 sobres.

* Vendas, dos de gasa de 5x10, dos de gasa de 10x10, una elástica de 10x10 y una venda elástica adhesiva de 7'5x2'7.

* Tiritas®, una caja.

* Micropore®, 5x10, una caja.

* Algodón hidrófilo, paquete de 500gr.

Instrumental y elementos adicionales.

* Pinzas quirúrgicas de rama recta, sin dientes, una.

* Pinzas de extracción de astillas y aguijones (tipo pinzas de depilar), una.

* Lupa, una mediana.

* Tijeras de punta roma, una.

* Guantes desechables, cinco.

* Bisturí de un solo uso, dos.

* Manual o Folleto de Primeros Auxilios.

* Jeringuilla con aguja para inyección intramuscular, dos de 10cc.

Medicamentos.

* Aspirina®, 10 comprimidos

* Paracetamol®, 10 comprimidos

* Nolotil®, 5 ampollas

* Furacin®, pomada, un envase

* Algesal®, un spray

* Robaxisal(®), 10 comprimidos

* Almax®, 10 sobres

* Visadron®, colirio, uno.

* After Bite®, aplicador, uno.

* Cafinitrina®, 5 grageas sublinguales

* Alerfedine®, 60 mg, 5 cápsulas.

* Urbason®, 3 ampollas de 40 mg

* Adrenalina®, 2 ampollas de 1ml, en jeringuilla subcutánea precargada

CONCLUSIÓN

Como ya se ha indicado, y con independencia de condicionantes legales, parece conveniente disponer en todos los Apiarios, tanto fijos como de trashumancia, de un Botiquín, convenientemente dotado. Esta circunstancia no supone desconocer las propiedades farmacológicas de la miel, el propóleo o la cera de abeja, sino más bien el reconocer que disponer de este botiquín es una medida de seguridad adicional. Nunca sabemos a quién de los que están a nuestro alrededor puede hacerle falta.

En los Apiarios debería haber un Libro, Manual o Folleto de Primeros Auxilios, adaptada a la casuística y problemas de urgencia que pueden surgir en este medio.

Sería conveniente que los apicultores, al igual que la gran mayoría de la población, tuvieran unos conocimientos básicos de primeros auxilios, lo que ayudaría a disminuir el número de muertes que se producen por accidentes. El Apiario es un lugar de bajo riesgo, excepto para los alérgicos al veneno de abeja. Esta circunstancia no puede ser una excusa para desconocer que los accidentes pueden surgir en el lugar y momento más insospechado.

Los alérgicos al veneno de abeja deberían hacerse un tratamiento de desensibilización. Como medida de seguridad deberían llevar siempre consigo una jeringuilla precargada con Adrenalina y ampollas de Urbasón y jeringuilla para inyección intramuscular.

Dada la enorme difusión de los teléfonos móviles, sería aconsejable disponer de uno, en especial las personas con alérgia conocida al veneno de abejas, así como de un listín telefónico con los números de los servicios de urgencias y emergencias de la zona (en España el 061 y el 112, este último valido para toda la Unión Europea). Puede ser que en algún caso sea el elemento más importante de todo el botiquín.

Nota final:

Artículo original elaborado por el Dr. JR Luis Yagüe, junto con el Dr. MA Díez García, un compañero, médico también y apicultor, sobre el botiquín apícola.